Empresas SAL


Las empresas sin ánimo de lucro (SAL) están constituidas por miembros y no por accionistas y los beneficios no pueden distribuirse entre los miembros. El superávit se devuelve a los agricultores o se reinvierte en los servicios de la empresa.